Acceso usuarios
Encuesta
¿Cuántos animales tienes?
 

                                     Ectoparasitosis I : PULGAS

La pulga es una especie de insecto sifonáptero de la familia Pulicidae, una de las más abundantes y de mayor distribución mundial. La pulga común (Pulex irritans), la del perro (Ctenocephalides canis) y la del gato (Ctenocephalides felis) son las que afectarán a nuestras mascotas y a nosotros.

                                                                                 

La hembra pone sus huevos en el huésped(perro, gato), pero los huevos maduros pueden caer de la piel de sus huéspedes al terreno(jardines, campo , suelo, alfombras). Los huevos eclosionan en larvas, que son tienen fototactismo negativo(huyen de la luz). La larva se alimenta de diversos materia orgánica, pero sobre todo de la  sangre seca que es depositada junto con las heces de las pulgas adultas.

La larva pasará por cuatro estadios(metamorfosis), antes de tejer un capullo y de entrar en el estadio de pupa, cuya duración será diversa. El adulto joven sólo emerge de la pupa cuando detecta un hospedador potencial, al percibir sus vibraciones o  calor, y saltando hacia el huésped apenas segundos después de su salida, comenzando su alimentación rápidamente.

La épocas de aparición del parásito son primavera y verano, pero en los hogares la infestación se suele prolongar todo el año debido al uso de la calefacción , que favorece la reproducción de estos insectos.[][]

[Efectos en el huésped

Muchas veces las pulgas son sólo una molestia para sus hospedadores, al producir una reacción a la picadura de pulga de carácter local, pero algunas personas y animales sufren una reacción alérgica generalizada a las sustancias de la saliva de la pulga, conocida como dermatitis alérgica a picadura de pulgas. Las picaduras de pulga ocasionan la formación de unas zonas inflamadas y ligeramente elevadas que originan picor (pápulas) con un solo punto de picadura en el centro.

                                                                  

La picadura de una sola pulga en un animal alérgico desencadena todo el problema. El animal se lame y rasca  cola, patas ,cara y axilas, además de poder afectar ojos y oídos. Normalmente se observa engrosamiento de la piel en diversas zonas y perdida de pelo , muchas veces con lesiones costrosas, seborrea o heridas. Tenemos que tener en cuenta que:

1-     Todos los perros pueden convertirse en alérgicos a las pulgas.

2-      La reiterada exposición a las pulgas favorece el desarrollo de la alergia

 

                                                             

Puntualmente, caso de ataque masivo, los animales jóvenes y los ejemplares de razas caninas pequeñas pueden desarrollar una anemia o incluso morir por la pérdida considerable de sangre.

Además,hay que tener en cuenta que las pulgas actúan como vectores, es decir,pueden transmitir enfermedades como el tifus y la peste bubónica, transmitida entre roedores y humanos por la pulga de la rata de alcantarilla (Nosopsyllus fasciatus) y la pulga de la rata negra (Xenopsylla cheopis).

En el ámbito doméstico la pulga común (Pulex irritans), la del perro (Ctenocephalides canis) y la del gato (Ctenocephalides felis) pueden ser huéspedes intermediarios de parásitos intestinales tipo cestodos (tenias) como Dipylidium caninum o Hymenolepis diminuta los cuales también afectan a las personas .El contagio se dará a través del lamido o la ingesta de heces o material contaminado, o bien en el caso de nuestras mascotas, por la ingesta de la pulga infectada.

Prevención y tratamiento.

Recordemos que SIEMPRE habrá que tratar tanto la mascota(donde existen pulgas adultas que producirán huevos a razón de unos 50 al día por pulga), como el ambiente, donde persistirán y se desarrollarán las larvas de pulga que darán lugar a un adulto joven).

Son múltiples las razones para evitar la infestación de nuestras mascotas, en el mercado existe gran variedad de productos, lo ideal es que tu veterinario habitual te asesore del más adecuado en función de la extensión del problema.

 

                                                                         Ángeles Martínez Martínez, veterinaria

                                                                                     CV. Orpesa Gat i Gos

 

Copyright © 2010 Orpesa Gat i Gos